Ideas en Salud

Actualmente la tecnología se encuentra en todos los ámbitos de nuestra vida: en la educación, en el trabajo, en las relaciones personales y, por supuesto, en la salud. Hasta hace algún tiempo atrás los avances tecnológicos en la medicina solo eran notorios en la investigación de posibles curas de determinadas enfermedades, en nuevas técnicas de operaciones o en prótesis innovadoras.

 En los últimos años las principales empresas de tecnología del mundo se decidieron a desarrollar dispositivos móviles que, en principio, se presentan como una ayuda para que las personas cuiden su salud y tengan una mejor calidad de vida. Entre estos dispositivos, el principal es, sin dudas, el smartwatch.

Siempre con vos

 Las personas cada vez buscan más estar conectados: el celular se transformó en una extensión del cuerpo humano. Es por eso que los smartwatch son cada vez más atractivos. Son prácticos, útiles y se pueden llevar con uno todo el día sin inconvenientes.

Las personas que utilizan smartwatches pueden conocer cada vez con más precisión la cantidad de pasos que dan en el día, los kilómetros que corren o nadan, las calorías que queman, las horas que duermen o un registro aproximado de sus pulsaciones cardíacas. Toda esta información le permite al usuario realizar correcciones en sus hábitos para mejorar su salud. Claro que no es simple y necesitan tener de igual manera el asesoramiento de un profesional, pero es sin dudas una gran ayuda.

 Igualmente, más allá de todos los beneficios que tienen los usuarios de smartwatches, también existe una nueva posibilidad que se abrió hace algunos años: donar a la ciencia los datos que juntan los dispositivos. Esta nueva modalidad de utilizar los datos puede llegar a revolucionar la investigación médica y los ensayos clínicos que se realizan. Además de las motivaciones personales que ya vimos, el usuario puede colaborar en estudios que mejoren notoriamente la salud pública.

Casos de uso

 Ya dijimos que los wearables pueden ayudar a las personas a mejorar sus hábitos diarios pero, ¿pueden ayudar a pacientes que tienen enfermedades crónicas?

 La compañía WebMD tiene un servicio que sirve para que toda la información biométrica tenga una utilidad para el usuario. Gracias a una aplicación todos los datos recopilados por el  smartwatch o wearable del usuario son enviados a profesionales médicos capacitados para recibir, procesar y entender esa información. Una vez hecho ésto le recomiendan al paciente las medidas que debe tomar o le marcan objetivos y acciones a seguir en su tratamiento. Esta iniciativa se dirige tanto a la población general que busca un estilo de vida más sano como, más específicamente, a pacientes de enfermedades crónicas como la diabetes tipo II y la obesidad, que necesitan un seguimiento detallado para controlar su estado de salud y poder anticiparse a situaciones de crisis.

Lo que falta superar


 Si bien los smartwatches, como ya vimos, son dispositivos muy útiles para la vida cotidiana y la salud de las personas, es verdad que en la actualidad aún persisten algunos inconvenientes para que se transformen en una tecnología de uso masivo.

 En primer lugar, los smartwatch y wearables aún tienen un costo elevadopara la mayoría de la población mundial, y muchas personas todavía no los ven necesarios como para realizar un gasto o inversión de ese tamaño. Éste es el principal obstáculo actualmente para este tipo de tecnología.

 Otro de los inconvenientes con los que se encuentra el mercado de los smartwatches es que muchos no son precisos con los datos e información que arrojan, por lo que generan una desconfianza general en los usuarios. En una era donde los smartphones generan información, los wearables deben tener un valor agregado que lleve a las personas a gastar su dinero en adquirir uno.

Otros wearables

 Además de los smartwatches también existen otros wearables que son muy útiles a la hora de generar información de la salud del usuario:

-Pulseras inteligentes. Tal vez sea, después de los relojes inteligentes, el wearable más conocido en la actualidad, debido a la cantidad de personas que las utilizan. Miden la actividad física que se realiza durante el día, los períodos de inactividad o el ritmo cardiaco. También suelen traer un modo noche que estudia el sueño, la duración y la calidad, de los usuarios que la llevan puesta.

-Sujetador detector del cáncer de mama. Los creadores afirman que esta prenda detecta los posibles casos de manera más fiable y rápida que una mamografía, y ofrece menos falsos positivos. Cuenta con sensores de calor, lo que lo transforma en un producto novedoso. Aún se están testeando.

-eSkin Tattoo. Una calcomanía que se pega a la piel y ayuda a predecir enfermedades como el Parkinson.

-Camisetas inteligentes. Algunas informan sobre los niveles de monóxido de carbono en el aire por el tabaco o la contaminación. También comienzan a comercializarse camisetas que miden el estado de salud mientras se practica deporte, como la PoloTech de Ralph Lauren.